Pulseras codificadas por colores: uso de incentivos de señalización para mejorar la inmunización infantil en Sierra Leona

Pulseras codificadas por colores: uso de incentivos de señalización para mejorar la inmunización infantil en Sierra Leona

Plantilla G Bloques de contenido
Subeditor

Resumen

La inmunización infantil es una de las formas más rentables de reducir la mortalidad de los niños menores de cinco años, y la señalización social puede ser una forma eficaz de promoverla. Un estudio realizado en Sierra Leona evaluó el uso de pulseras codificadas por colores como medio para fomentar la finalización oportuna de la vacunación. El estudio encontró que las pulseras aumentaron significativamente la finalización de las vacunaciones para cuatro y cinco vacunas, y el impacto más significativo se observó al señalar la finalización oportuna de las cinco vacunas. Las pulseras también aumentaron la finalización de la serie DTP a los seis meses de edad, logrando así inmunidad colectiva contra la difteria en un momento en que los niños son más susceptibles a contraer la enfermedad. El costo del incentivo fue inferior a 1 dólar por niño, lo que lo convierte en una solución asequible y eficaz para promover la vacunación.

Tema de política

La inmunización infantil es un aspecto crucial de la salud pública y está ampliamente reconocida como una de las formas más rentables de reducir la mortalidad de los niños menores de cinco años. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la inmunización contra enfermedades como la difteria, la tos ferina y el sarampión ayuda a evitar entre 2 y 3 millones de muertes cada año.1 Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) resaltan la importancia de la vacunación oportuna, especialmente en los niños menores de un año, quienes corren el mayor riesgo de infección y muerte por estas enfermedades.

A pesar de las mejoras en la disponibilidad y confiabilidad de los servicios de inmunización, muchos niños en países de bajos ingresos aún no están completamente inmunizados. Una vía prometedora para fomentar la vacunación es mediante la señalización social. Las investigaciones han demostrado que las decisiones humanas están determinadas por su contexto social y que los individuos se preocupan por su imagen social.2 En entornos de bajos recursos donde la aplicación formal de la ley y las recompensas materiales suelen ser demasiado costosas de implementar, la señalización social puede ser una alternativa viable para fomentar la vacunación.
 

Bebé con la pulsera


Contexto de la Evaluación

Para proteger a los niños menores de un año de enfermedades infecciosas, se requieren cinco vacunas de rutina. La primera vacuna se administra inmediatamente después del nacimiento, seguida de una serie de tres dosis de vacunas que protegen contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP) que deben administrarse con un mes de diferencia. La cuarta vacuna es la última dosis de esta serie de vacunación muy espaciada. La quinta vacuna es la primera de una serie de dos dosis que protegen contra el sarampión y debe administrarse a los nueve meses de edad. Sin embargo, esta vacuna está programada casi seis meses después de la cuarta vacuna, lo que hace que sea difícil de recordar para muchos padres.

A pesar de la disponibilidad de vacunas gratuitas y de las sólidas normas sociales que rodean la vacunación en Sierra Leona, un número significativo de niños no reciben a tiempo las vacunas necesarias. Una encuesta realizada como parte de este estudio encontró que el 79 por ciento de las comunidades creía que los padres que no vacunan a sus hijos son negligentes. Sin embargo, sólo el 56 por ciento de los niños completan la serie de vacunas del primer año y muchos la reciben tarde.3 

La promoción de la vacunación es fundamental en Sierra Leona debido a las altas tasas de mortalidad infantil (75 muertes por cada 1,000 nacidos vivos) y de niños menores de cinco años (134 muertes por cada 1,000 nacidos vivos), que se encuentran entre las más altas del mundo.4 Además, la administración de vacunas puede prevenir un tercio de las hospitalizaciones por enfermedades diarreicas de niños menores de cinco años en el país. Además de la prevención de enfermedades, las visitas de vacunación brindan una oportunidad ideal para monitorear la salud y el bienestar general de los niños al registrar su peso, altura y desarrollo, lo que permite la detección temprana de problemas de salud como la desnutrición. 

Detalles de la Intervención

El investigador trabajó con IPA Sierra Leona y se asoció con el Ministerio de Salud y Saneamiento de Sierra Leona para implementar una evaluación aleatoria destinada a mejorar las tasas de inmunización infantil utilizando pulseras codificadas por colores. El estudio se llevó a cabo en 120 clínicas en cuatro distritos de Sierra Leona: Kambia, Bombali, Tonkolili y Western Area Rural, que representan el 10 por ciento de las clínicas públicas del país. El estudio asignó clínicas al azar a cuatro grupos, cada uno de los cuales recibió una intervención específica para probar la eficacia de las pulseras como señales sociales para promover la vacunación y determinar la ubicación óptima de la pulsera en la secuencia de vacunación. Todos los niños de la misma clínica recibieron la misma intervención.

Grupo 1, Señal a las 4: permite a otros determinar si un niño fue vacunado a tiempo con cuatro o más vacunas, recibió menos de cuatro vacunas o las recibió tarde. 

Los niños reciben un brazalete amarillo de "primera visita" cuando vienen para recibir la primera vacuna, y si llegan a tiempo para todas las vacunas hasta la vacuna cuatro, el brazalete amarillo se cambia por un brazalete verde de "cuarta visita". Si un niño llega tarde, la pulsera se cambia por una pulsera amarilla idéntica de "primera visita". En la quinta vacuna, la pulsera se cambia por una nueva e idéntica independientemente del momento oportuno.

Grupo 2, Señal a las 5: permite a otros determinar si un niño recibió las cinco vacunas a tiempo, recibió menos o las tomó tarde. 

Los niños reciben un brazalete amarillo de "primera visita" cuando vienen para recibir la primera vacuna, y si llegan a tiempo para todas las vacunas hasta la vacuna cinco, el brazalete amarillo se cambia por un brazalete verde de "quinta visita". Si un niño llega tarde, la pulsera se cambia por una pulsera amarilla idéntica de "primera visita".

Grupo 3, Pulsera No Informativa: Indica si un niño ha comenzado la vacunación, pero no proporciona información sobre la finalización de las vacunaciones posteriores o su puntualidad.

Los padres eligen una pulsera de "primera visita" verde o amarilla cuando vienen para recibir la primera vacuna, y en las vacunas cuatro y cinco, la pulsera se cambia por una pulsera de "primera visita" nueva e idéntica del color elegido originalmente.

Grupo de comparación: Los niños no reciben pulseras durante las vacunas.

Este diseño permitió al investigador identificar si algún efecto se debía a la influencia social o a algo más; es decir, las pulseras podrían servir como recordatorio para vacunarse o ayudar a otros a aprender sobre las vacunas, o ser valoradas como joyas para un niño. Por ejemplo.

Los investigadores midieron los impactos sobre la vacunación oportuna y completa, el conocimiento de los cuidadores sobre la vacunación, su comprensión de las pulseras y las creencias sobre el estado de vacunación de otros niños. Los datos sobre las visitas de vacunación se recopilaron a través de datos de encuestas y registros administrativos durante todo el programa. IPA visitó clínicas periódicamente para monitorear la implementación del programa, verificar la coherencia interna de los registros y digitalizar los datos administrativos.

Resultados y lecciones de política

En general, la evaluación encontró que las pulseras pueden aumentar la vacunación oportuna y completa hasta en 13.3 puntos porcentuales y a un costo de aproximadamente 1 dólar por niño. La pulsera que indicaba que las cinco vacunas se habían completado a tiempo fue, con diferencia, la más eficaz.

Conocimiento del cuidador: El uso de pulseras no informativas no resultó en ninguna mejora significativa en el conocimiento de los cuidadores sobre el estado de vacunación de los niños en su comunidad. En contraste, en las comunidades que recibieron los brazaletes “Señal a las 4” y “Señal a las 5”, el brazalete verde (finalización oportuna) condujo a una mejora del 18 por ciento y el 37 por ciento, respectivamente, en el conocimiento exacto en comparación con el brazalete no informativo. Por el contrario, la pulsera amarilla no tuvo ningún efecto ya que era más difícil de interpretar correctamente, lo que requería que los cuidadores conocieran tanto la edad del niño como la fecha prevista de la vacuna.

Finalización de la vacunación:  El brazalete “Señal a las 5” generó aumentos grandes y significativos de 10.3 puntos porcentuales para la finalización oportuna de cuatro vacunas y de 13.3 puntos porcentuales para la finalización oportuna de las cinco vacunas. Los impactos siguen siendo grandes y estadísticamente significativos (10.5 puntos porcentuales) en comparación con el brazalete no informativo, lo que proporciona evidencia de que los padres valoraban los brazaletes como señales. 

Además de los efectos en la cuarta y quinta visita de vacunación, la “Señal a las 5” también provocó aumentos significativos en la proporción de niños que fueron vacunados a tiempo en comparación con el grupo de comparación y el brazalete no informativo para tres (7.2 y 4.4 puntos porcentuales). y dos visitas (3.3 y 1.6 puntos porcentuales). 

En general, “Señal a las 5” tuvo un impacto significativo en el aumento del número promedio de vacunas completadas de manera oportuna. En comparación con el grupo de comparación, el número promedio de vacunas completadas aumentó de 4 a 4.4, lo que representa un aumento del 9 por ciento. En comparación con el brazalete no informativo, el número promedio de vacunas completadas aumentó de 4.1 a 4.4, lo que representa un aumento del 6 por ciento.

La pulsera “Señal a las 5” también resultó en un aumento en la finalización de la serie DTP (difteria, tétanos y tos ferina) a los seis meses de edad a los niveles necesarios para alcanzar la inmunidad colectiva contra la difteria, protegiendo así a los niños pequeños en el momento en el que son más susceptibles a contraer la enfermedad.

La evaluación reveló que el uso de pulseras “Señal a las 4” no resultó en un aumento significativo en la finalización de la vacunación. Por el contrario, la “Señal a las 5” resultó ser más informativa para los cuidadores, ya que les permitió indicar la finalización oportuna de una vacuna adicional percibida como muy importante, lo que indica un mayor nivel de "cuidado". A pesar del potencial de la "Señal a las 4" para señalar a un padre "negligente" al indicar que no se han completado las primeras cuatro vacunas a tiempo, la dificultad para interpretar el brazalete amarillo lo hace menos efectivo.

El equipo de investigación desea extender un agradecimiento especial a los estudiantes voluntarios Giang Thai, Juliette Finetti, Anna Stamatiadi y Jonas Guthoff, quienes apoyaron el proyecto de investigación en Sierra Leona y fueron fundamentales para su éxito. 

Vea cómo la ex estudiante voluntaria de IPA, Juliette Finetti, explica los ensayos controlados aleatorios y el diseño del estudio aquí:

Y haga clic en el enlace aquí para ver una explicación animada del documento de trabajo del estudio, creado por Econimate (tenga en cuenta que el siguiente video con hipervínculo lo llevará a una página de YouTube separada para ver el video).

Esta intervención se está ampliando actualmente en Sierra Leona. Leer más aquí. 

Fuentes

1. UNICEF, "Cobertura de inmunización: ¿Estamos perdiendo terreno?" (Nueva York: UNICEF, 15 de julio de 2020), https://data.unicef.org/resources/immunization-coverage-are-we-losing-ground /. 

2. Roland Bénabou y Jean Tirole, “Incentivos y comportamiento prosocial”, American Economic Review 96, no. 5 (diciembre de 2006): 1652–78, https://doi.org/10.1257/aer.96.5.1652. 

3,4. Departamento de Seguridad Nacional. “Encuesta demográfica y de salud de Sierra Leona 2019”, 1 de octubre de 2020, https://dhsprogram.com/publications/publication-FR365-DHS-Final-Reports.cfm

5. CAMINO. "Enfermedad por rotavirus y vacunas en Sierra Leona". PATH, 2017. https://www.path.org/resources/rotavirus-disease-and-vaccines-in-sierra-leone/.

10 de Octubre de 2023