Los impactos socioeconómicos del ébola en los hogares de Sierra Leona

Los impactos socioeconómicos del ébola en los hogares de Sierra Leona

Plantilla G Bloques de contenido
Subeditor

Resumen

Los impactos económicos del virus del Ébola requerían un seguimiento en tiempo real para que los formuladores de políticas estimaran los costos de la epidemia a corto y largo plazo y respondieran adecuadamente, pero la información sobre la magnitud de los efectos era escasa. El objetivo de esta encuesta mensual en Sierra Leona era medir los impactos económicos y sociales del brote en los hogares y brindar actualizaciones oportunas sobre los hallazgos de la encuesta a los responsables de la formulación de políticas.

Tema de política

El brote de ébola en África occidental puede estar alterando las economías locales y, de ser así, el impacto a largo plazo podría ser considerable. Han circulado informes de que el virus ha aumentado los precios, reducido la disponibilidad de bienes esenciales y afectado la producción agrícola, pero hay pocos o ningún dato cuantitativo para respaldar estas afirmaciones e informar las respuestas políticas adecuadas. Por lo tanto, existe una gran necesidad de monitorear los impactos económicos en tiempo real y proporcionar datos precisos a los gobiernos y sus socios para el desarrollo. Esta investigación en Sierra Leona tiene como objetivo ayudar a llenar el vacío de información y proporcionar a los formuladores de políticas actualizaciones oportunas para abordar la crisis a corto y largo plazo.

Nota: Este no es un ensayo controlado aleatorio.

Contexto de la Evaluación

Desde su aparición inicial en marzo de 2014 en las zonas rurales de Guinea, el virus del ébola se ha propagado a otros tres países de África Occidental. Hasta el 12 de noviembre de 2014, Sierra Leona ha tenido más de 4,900 casos confirmados y casi 1,200 muertes.1 La situación se ha vuelto aún más desafiante ya que el virus ahora se ha apoderado de la capital, Freetown. Dos de los catorce distritos del país han estado en cuarentena durante más de dos meses, otros tres distritos fueron puestos en cuarentena a mediados de septiembre y ciertas áreas de la capital también están en aislamiento. 

En asociación con el Banco Mundial, IPA está apoyando a Estadísticas de Sierra Leona (SSL) con asistencia técnica y supervisión sobre el terreno para una encuesta mensual de hogares que mide los impactos económicos del virus del Ébola a lo largo del tiempo.

Detalles de la Intervención

Esta encuesta de múltiples rondas es una herramienta para monitorear los impactos socioeconómicos y de prestación de servicios del virus del Ébola. IPA y Statistics Sierra Leone administrarán conjuntamente la encuesta de teléfonos celulares a una submuestra de hogares tomada de una encuesta nacional. El enfoque de la recopilación de datos está en los indicadores económicos, como el funcionamiento de los mercados laborales, la disponibilidad de alimentos, la producción agrícola y otros resultados de salud.

Nuestro objetivo es realizar una encuesta de 20 minutos a intervalos mensuales, con algunas preguntas administradas cada mes y otras preguntas rotadas en el cuestionario según la situación en ese momento. 

El cuestionario incorporará información de línea de base de la Encuesta de Fuerza Laboral representativa a nivel nacional (SLLFS), administrada en 2014, para capturar cambios y, debido a la naturaleza breve de esta encuesta, para orientar y agilizar la recopilación de datos.

Resultados y lecciones de política

Ronda 1: lanzado el 12 de enero de 2015

  • En la primera ronda de recopilación de datos, los trabajadores autónomos asalariados y no agrícolas experimentaron las mayores caídas en el empleo en las zonas urbanas de Sierra Leona., con el Ébola citado como una de las principales razones para no trabajar. Se estima que 9,000 trabajadores asalariados y 170,000 trabajadores por cuenta propia fuera de la agricultura ya no trabajan desde la línea de base de julio/agosto de 2014. El porcentaje de hogares dedicados a una empresa familiar no agrícola que ya no operaba se triplicó del 4 al 12 por ciento y entre los que todavía operaban estos negocios, el ingreso promedio disminuyó en un 40 por ciento.
  • Estas pérdidas de puestos de trabajo han sido causadas principalmente por los efectos indirectos de las medidas preventivas necesarias para restringir la propagación de enfermedades y por la interrupción general de la economía causada por el brote.. No se encontraron diferencias en los impactos laborales entre los distritos en cuarentena y los que no están en cuarentena, lo que destaca aún más la importancia de los efectos indirectos en toda la economía. 
  • La inseguridad alimentaria es alta a medida que continúa la cosecha. Hasta el momento, no hay evidencia sobre los impactos negativos en la agricultura debido específicamente al ébola, pero las actividades de cosecha aún están en curso y las rondas futuras de recopilación de datos rastrearán los efectos relacionados con el ébola cuando surjan.
  • Hay alguna evidencia de una disminución en la utilización de los servicios de salud para condiciones no relacionadas con el ébola en Freetown.. En particular, una proporción mucho menor de mujeres en la capital reportó visitas a la clínica posnatal que en 2013. En el resto del país, sin embargo, hay poca evidencia de tal disminución.

Ronda 2: lanzado el 15 de abril de 2015

  • Hay signos de mejora en Sierra Leona, pero la situación económica sigue siendo desigual. Si bien ha habido mejoras generales en el empleo desde noviembre, impulsadas por las áreas urbanas, el empleo juvenil en Freetown ha disminuido continuamente y el porcentaje de empresas no agrícolas que ya no operan se ha cuadriplicado. 
  • La estabilidad de los ingresos ha dependido del sector de empleo. Los trabajadores asalariados ganan aproximadamente lo mismo que antes de la crisis, mientras que los que operan empresas domésticas no agrícolas obtienen ingresos un 54 % más bajos que en julio-agosto de 2014. Las mujeres en particular se ven afectadas, principalmente debido al hecho de que son generalmente trabajan en empresas familiares no agrícolas, el sector más afectado por el ébola.
  • La inseguridad alimentaria, que era alta en Sierra Leona incluso antes de la crisis, sigue siendo motivo de preocupación. Casi el 70 por ciento de los hogares tomaron al menos una medida para hacer frente a la escasez de alimentos en la semana previa a la encuesta. La cobertura de la asistencia social hasta el momento refleja la focalización de la respuesta de emergencia en enfermedades específicas, lo que sugiere que los esfuerzos para llegar a los más pobres serán clave a medida que el país avanza hacia la recuperación. 
  • La prestación de servicios sociales ha mejorado en general. La utilización de los servicios de atención materna ha aumentado significativamente desde noviembre: el porcentaje de mujeres que dieron a luz en una clínica aumentó del 28 % al 64 % y el porcentaje que recibió al menos una visita prenatal aumentó del 56 % al 71 %. Programas radiales educativos nacionales., trabajando para cerrar las brechas creadas por los cierres de escuelas a largo plazo, han llegado a casi el 72 por ciento de los hogares con niños en edad escolar, quienes informaron que al menos algunos niños escuchaban estos programas.

Está prevista una tercera ronda de recopilación de datos de teléfonos móviles en Sierra Leona para abril de 2015, a fin de continuar rastreando y destacando las áreas de atención más apremiantes para los formuladores de políticas a medida que avanzan hacia la fase de recuperación económica.

Fuentes

1. Monitoreo de brotes de ébola de los CDC, http://www.cdc.gov/vhf/ebola/outbreaks/2014-west-africa/index.html

Junio 04, 2015